¿Qué se puede hacer cuando nos encontramos ante un embarazo no deseado?

Cuando tenemos relaciones sexuales debemos tener en cuenta que es necesario mantener algunas nociones de seguridad sexual para así poder evitar problemas como el contagio de enfermedades de trasmisión sexual así como embarazos no deseados. Y es que hay ocasiones en las que nos centramos tanto en disfrutar que olvidamos los riesgos que podemos correr al mantener relaciones sexuales sin protección. Por ello hay veces en las que sin remedio nos vemos en la situación de tener un embarazo no deseado. Por ello veremos cómo podemos prevenir este tipo de embarazos y que podemos hacer si ya nos encontramos en la situación de estar con un embarazo no deseado.

embarazo no deseado

Cómo prevenir un embarazo no deseado

La seguridad sexual es muy importante para no encontrarnos en la situación de tener un embarazo no deseado. Para ello es importante que utilicemos alguno de los muchos métodos anticonceptivos que tenemos a nuestra disposición y seguir una serie de consejos que nos ayuden a no tener un embarazo no deseado.

Uno de los métodos anticonceptivos que podemos utilizar para mantener nuestra seguridad sexual y no tener un embarazo no deseado es la píldora anticonceptiva. Se trata de un método anticonceptivo hormonal que consiste en una pequeña pastilla cuyos componentes principales son dos hormonas, los estrógenos y la progestina. En el caso de los estrógenos, son las hormonas encargadas de que la menstruación llegue de forma regular mientras que la progestina ayuda a inhibir la ovulación. Para las mujeres que tengan contra indicado el uso de estrógenos por algunos problemas de salud, existen las llamadas mini píldoras que solo contienen progestina.  Además estas píldoras conlleva otros beneficios para la salud como es el control del acné o la regulación en los ciclos menstruales irregulares, aunque también conllevan efectos secundarios como son los bruscos cambios de humor o el aumento radical de peso. Para que sean efectivas, se deben tomar de forma diaria y a la misma hora.

Muy parecido a la píldora encontramos el llamado anillo vaginal, con el que podemos mantener nuestra seguridad sexual para poder evitar embarazos no deseados. Se compone de las mismas hormonas que la píldora, solo que en lugar de tomarlo de forma oral, este anillo debe colocarse en el interior de la vagina y mantenerlo así durante 21 días en los que irá liberando la cantidad de hormonas de forma diaria para evitar estos embarazos no deseados. Pasado ese tiempo, se retirará el anillo para permitir la llegada de la menstruación. Al igual que ocurre con la píldora, este método anticonceptivo solo está disponible mediante prescripción médica.

Sin embargo, a pesar de que esta píldora anticonceptiva nos ayuda a evitar los embarazos no deseados, el método anticonceptivo más seguro para ello es el preservativo ya que además de evitar este tipo de embarazos también es el mejor método para mantener nuestra seguridad sexual ya que al tratarse de un método de barrera nos ayudará a prevenir el contagio de algunas enfermedades de trasmisión sexual.

 

Deja un comentario